Salud General

¿Puedo conducir si tengo Esclerosis Múltiple?

Publicado por EM Euskadi | | Visto 1738 veces
foto conducir y eme

Conducir implica asumir mucha responsabilidad ya que pone en riesgo la vida propia y la del resto. Por eso, tras el diagnóstico de la EM es obligatorio comunicar esta situación […]

Conducir implica asumir mucha responsabilidad ya que pone en riesgo la vida propia y la del resto. Por eso, tras el diagnóstico de la EM es obligatorio comunicar esta situación a la Jefatura Provincial de Tráfico, atendiendo a la ley que establece que, en cualquier licencia administrativa (como es en este caso el carnet de conducir), si se produce un cambio en la situación en la que lo concedieron es necesario notificarlo. Igualmente, debe ser puesto de manifiesto ante la compañía de seguros del vehículo, para garantizar la cobertura correspondiente en caso de accidente.

Permiso especial

La comunicación del diagnóstico a la Dirección General de Tráfico (DGT) debe realizarse aportando un informe del neurólogo o neuróloga. En dicho informe debe constar la exploración clínica, la sintomatología actual, el pronóstico de la evolución de la enfermedad, el tratamiento prescrito y la conclusión del médico o médica, indicando que se puede conducir con las adaptaciones oportunas.

De esta manera, la DGT puede valorar la incidencia que la EM y la medicación que se esté tomando tienen en la conducción y emitir, en su caso, un permiso de conducción extraordinario, con una validez máxima de cinco años. En dicho permiso constarán, en dígitos, las restricciones y adaptaciones que procedan, relativas tanto a la persona, como al vehículo, como a la circulación (por ejemplo, la velocidad máxima autorizada).

Examen psicotécnico y práctico

Para obtener este permiso no es necesario volver a examinarse del examen teórico porque no se anula la licencia para conducir, pero sí hay que pasar un examen psicotécnico especial en el centro que indique la Jefatura Provincial de Tráfico. De la misma manera, sí que hay que aprobar de nuevo el examen práctico, con el vehículo adaptado, si es necesario. En esta prueba en pista está presente tanto personal técnico como médico. En el caso de que se hayan establecido adaptaciones, es recomendable acudir antes a alguna clase práctica en una autoescuela para poder hacerse a estas modificaciones.

Adaptaciones del vehículo

Teniendo en cuenta el informe sobre la enfermedad, la Jefatura Provincial de Tráfico establece qué adaptaciones hay que hacer en el coche, por lo que no es posible implementarlas previamente. Tras realizar las adaptaciones necesarias en un taller especializado, el vehículo debe superar la inspección técnica (ITV).

Medicación

La medicación es uno de los elementos más importantes en este caso. Algunos fármacos para la EM pueden afectar a la capacidad de conducir, tal y como lo indican en sus prospectos. Además, ciertos medicamentos, prescritos con frecuencia, pueden dar lugar a que, en un control de drogas en la carretera, se dé positivo en la prueba (en cannabis).

Pese a ello, está permitido conducir habiendo consumido dichos fármacos, siempre que, habiendo sido prescrito por un facultativo, con una finalidad terapéutica, no se vean alteradas las capacidades de atención, precaución y diligencia en la conducción.

Por ello, en estos casos, es recomendable llevar en el coche un informe en el que se indique que se está tomando el fármaco bajo supervisión médica por el neurólogo especialista y, sobre todo, que se sea consciente y responsable con la capacidad para conducir.

Por lo general, al mostrar dicho informe, se evita la multa. En el caso de que sí se imponga, cabe recurso aportando el dictamen médico. De esta manera, la multa será anulada, siempre que la capacidad de conducción no se haya visto alterada de tal forma que se haya puesto en peligro la integridad física propia o la de terceras personas.

A tener en cuenta:

  • El mero diagnóstico de Esclerosis Múltiple no impide la conducción de vehículos para uso particular
  • Es obligatorio informar a la Jefatura Provincial de Tráfico
  • Es obligatorio informar a la compañía de seguros del vehículo
  • Hay que pasar un reconocimiento médico para ver si es necesario adaptar el vehículo
  • No hay que volver a examinarse de la parte teórica pero sí de la práctica, con una prueba en pista
  • Los vehículos solo se pueden adaptar en talleres especializados y una vez modificados, deben de pasar la Inspección Técnica (ITV).
  • La vigencia de los permisos extraordinarios es de 5 años.

Fuentes:

https://esclerosismultiple.com/guia-defensa-de-derechos-de-las-personas-con-esclerosis-multiple/

https://www.esclerosismultipleeuskadi.org/

VIDEOS DE YOUTUBE
Ir al canal de youtube »