Neurología

Evitar el consumo de tabaco podría prevenir hasta un 13% de los casos de EM

Publicado por EM Euskadi | | Visto 3876 veces
Tabaco

Dr. Sabas Boyero Neurólogo del Hospital Universitario de Cruces La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central compleja. Las evidencias sugieren que se debe a la […]

Dr. Sabas Boyero

Neurólogo del Hospital Universitario de Cruces

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central compleja. Las evidencias sugieren que se debe a la combinación de una predisposición genética junto a factores ambientales. Entre estos últimos, mucho se ha hablado en los últimos meses del papel de algunos virus, especialmente el virus Epstein Barr, en el desarrollo de la enfermedad, pero existen otros factores ambientales que participan en diferente grado en la aparición de la misma. Así niveles bajos de vitamina D o la obesidad en determinadas edades tempranas también estarían implicados en aumentar la probabilidad de padecerla. En este sentido trabajos recientes nos informan del papel determinante del tabaco en el comienzo de la EM, aumentando el riesgo de desarrollarla hasta en un 50% entre los fumadores.

Teniendo en cuenta  estos últimos datos sobre el tabaco se podría hablar incluso de plantear una posible ‘prevención’ de la enfermedad. En varios países se han diseñado estudios para conocer el peso real del tabaco en el desarrollo de la EM. En concreto nos hablan de que evitar el consumo de tabaco podría prevenir hasta un 13% de los casos de EM.

Por otro lado si nos centramos ya en personas afectadas por la EM, en los últimos años han aparecido multitud de publicaciones que nos hablan del aumento de riesgo de actividad de la enfermedad en forma de nuevas lesiones, de la mayor probabilidad de desarrollar una forma secundariamente progresiva, de la mayor velocidad de progresión de la discapacidad entre los pacientes con EM que fuman frente aquellos pacientes no fumadores.

El tabaco además favorece el desarrollo de anticuerpos neutralizantes contra algunos de los fármacos que se utilizan para el tratamiento de la EM, disminuyendo su eficacia, es el caso de los interferones y el natalizumab.

El tabaquismo también se ha asociado a la aparición de otras enfermedades inflamatorias sistémicas en pacientes con EM, así como ser causa de un aumento de la mortalidad tanto en la población general como  en pacientes con EM.

Por tanto actuar sobre este hábito podría tener beneficios muy significativos para la EM y los afectados.

Desaceleración de la enfermedad

Entre los ya diagnosticados con formas progresivas el abandono del tabaco hace que los pacientes presenten una desaceleración en la tasa de deterioro de la discapacidad motora y que ésta se iguale a la de los pacientes que nunca han fumado.

Es importante que en las consultas de EM se hable del tabaquismo como factor modificable importante (tanto en la prevención de EM, como en la progresión de la discapacidad, la menor pérdida de volumen cerebral y menor probabilidad de aparición de nuevas lesiones en la RM). Y por ello se haga una recomendación explícita de abandonar el tabaco. De igual manera el personal sanitario debe poder aportar ayudas a los pacientes con EM para el abandono del hábito tabáquico, una necesidad importante en este caso como hemos visto y sin embargo todavía hoy no cubierta.

VIDEOS DE YOUTUBE
Ir al canal de youtube »