Artículos y estudios

Dieta saludable para reducir la fatiga

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2372 veces
Dieta y fatiga

Reducir la fatiga, uno de los síntomas más frecuentes e incapacitantes de la Esclerosis Múltiple, es uno de los objetivos en el abordaje de esta enfermedad. También desde el punto […]

Reducir la fatiga, uno de los síntomas más frecuentes e incapacitantes de la Esclerosis Múltiple, es uno de los objetivos en el abordaje de esta enfermedad. También desde el punto de vista de los hábitos de vida. Una alimentación equilibrada y la práctica de actividad física regular están relacionadas con una menor percepción de fatiga. La base es una dieta rica en frutas y verduras, que incluya proteínas vegetales y animales, hidratos de carbono (principalmente integrales), sin olvidar las grasas de calidad, como las que aporta el aceite de oliva. Una dieta baja en sal, azúcares simples, bollería industrial y grasas saturadas. Pero también es importante conocer los nutrientes asociados a la fatiga, cuál es su función y qué alimentos los contienen.

MAGNESIO

Función: Es imprescindible para que los músculos y el sistema nervioso funcionen correctamente. Además, ayuda a fijar el calcio y el fósforo en dientes y huesos y participa en la respuesta inmunológica.

Dónde se encuentra:

  • Frutos secos (almendras)
  • Espinacas
  • Legumbres
  • Patatas
  • Aguacate

ÁCIDO FÓLICO O VITAMINA B9

Función: Es necesario para la formación de nuevas células en el organismo (piel, uñas, cabello) y para la prevención de algunos defectos congénitos del feto durante el embarazo.

Dónde se encuentra:

  • Verduras de hoja verde
  • Legumbres
  • Nueces
  • Aguacate
  • Espárragos

FLAVONOIDES

Función: Son fitonutrientes muy beneficiosos por su poder antiinflamatorio y antioxidante y se asocian a la prevención del cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

Dónde se encuentran:

  • Brócoli
  • Tomate
  • Cebolla
  • Manzanas
  • Uvas
  • Cacao
  • Té verde
  • Arándanos
  • Apio
  • Fresas
  • Frutos rojos

VITAMINA D

Función: Ayuda a absorber el calcio y el fósforo, elementos imprescindibles para mantener el buen estado de los huesos. Se sintetiza con la exposición al sol y a través de algunos alimentos.

En la EM es común el déficit de vitamina D. Su suplementación debe ser supervisada por especialistas ya que su acumulación puede ocasionar fatiga y debilidad muscular.

Dónde se encuentra:

  • Pescado azul (sardinas, salmón, atún…)
  • Yema de huevo
  • Lácteos enteros (leche entera, mantequilla)
  • Aceites de hígado de pescado

A parte:

El colesterol bueno, un aliado contra la fatiga por EM

Un estudio reciente apunta a  una relación entre niveles altos de lipoproteína de alta densidad (HDL), conocido como “colesterol bueno” y la reducción de la fatiga, porque actúa como protector e impide que el colesterol de baja densidad (LDL) dañe las arterias o que sustancias perjudiciales entren en el cerebro y en la médula espinal. En este caso, los principales aliados son las frutas y verduras que aumentan estos niveles de colesterol bueno en la sangre reduciendo los niveles de fatiga de las personas con Esclerosis Múltiple. La dieta del estudio incluía una gran cantidad de vegetales y animaba a consumir carne, proteína vegetal, pescados grasos y vitamina B; también excluía el gluten, los lácteos y los huevos.

Fuentes:

emforma.esclerosismultiple.com : https://emforma.esclerosismultiple.com/blog/habitos-saludables/alimentacion-fatiga-esclerosis-multiple/Fem. https://www.fem.es/es/alimentacion-y-esclerosis-multiple/

VIDEOS DE YOUTUBE
Ir al canal de youtube »