Trabajo Social

Una vida independiente mediante la figura del asistente personal

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2440 veces

Hoy en día se está impulsando cada vez más, la igualdad de oportunidades en cuanto a derechos y deberes de las personas con discapacidad, se está  normalizando la filosofía de […]

Hoy en día se está impulsando cada vez más, la igualdad de oportunidades en cuanto a derechos y deberes de las personas con discapacidad, se está  normalizando la filosofía de la vida independiente, lo cual conlleva un cambio de enfoque, en el que asumir  el control de la propia vida, el empoderamiento y la toma de decisiones propias se vuelven condiciones necesarias. Para lograr estas condiciones, es fundamental la accesibilidad universal y una igualdad de oportunidades a parte de unos apoyos adecuados.

La figura del asistente personal es un apoyo clave, y a supuesto un cambio en la forma de ver la dependencia,  ya que las personas dependientes cada vez pueden tener una vida más independiente, con más apoyos externos a la familia, apoyos estimulantes y ricos, que fomenten la participación social.

La prestación económica de asistente personal contribuye a la cobertura de gastos de la contratación de una asistencia personal. Sus funciones, van desde las tareas personales, del hogar y acompañamiento hasta la conducción. Hay que entender al asistente personal como, un facilitador de la vida autónoma que permita organizarse en casa y salir a realizar las actividades diarias: trabajo, estudios, rehabilitación, ocio…

Los recursos y apoyos a la vida independiente, se regulan de manera diferente en los tres territorios,  aunque se espera un avance importante debido a la nueva regulación en Bizkaia y Araba. La desigualdad es evidente hasta el momento, ya en el año 2013, más de 1000 personas tuvieron la prestación de asistente personal en Gipuzkoa, cuando en Bizkaia y en Gipuzkoa apenas había personas que la percibían. En Bizkaia se ha dado un vuelco a la prestación y desde el año 2014 es más accesible, individualizada y está dirigida a personas con cualquier grado de dependencia que contraten a un asistente personal. Para calcular la cuantía se tiene en cuenta el grado de dependencia, otras prestaciones y los ingresos personales, garantizando, en todos los casos, un mínimo.

Como complemento a esta prestación, insuficiente la mayoría de los casos, se han creado servicios complementarios. En Gipuzkoa, el programa Etxean, que se inició en el 2004, que garantiza ayudas económicas para favorecer la vida independiente de personas mayores de 18 años que renuncien a utilizar recursos residenciales y opten por vivir solos o formando su propia unidad familiar.

Desde la Diputación foral de Bizkaia, en el 2014 se ha puesto en marcha un nuevo servicio de vida independiente (SAVI) gestionado por FEKOOR. Este servicio orienta respecto a la función del asistente personal, apoyo en el plan de vida independiente y complementa la prestación económica de diputación, mediante la contratación de asistentes personales.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »