Rehabilitación

Tratar cuestiones cognitivas en la Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 1103 veces

Actualmente, no existen tratamientos farmacológicos o no farmacológicos efectivos definitivos para el déficit cognitivo relacionado con la EM. Los tratamientos modificadores de enfermedad (DMT) que han sido aprobados para tratamiento […]

rehabilitacion_cognitivaActualmente, no existen tratamientos farmacológicos o no farmacológicos efectivos definitivos para el déficit cognitivo relacionado con la EM.

Los tratamientos modificadores de enfermedad (DMT) que han sido aprobados para tratamiento de la EM en muchos países (interferón b-1a y b-1b, acetato de glatiramer, mitoxantrona, natalizumab, teriflunomida y fingolimod) pueden reducir la tasa de recaída y, en algunos casos, la evolución de la discapacidad, y pueden mejorar los parámetros de IRM. Estos medicamentos también podrían tener un impacto positivo en el resultado cognitivo a largo plazo de la persona con EM conteniendo la inflamación en el cerebro, la carga de la lesión y la evolución de la atrofia cerebral. Algunos de ellos, además, también pueden ejercer efectos neuroprotectivos directos mediante diferentes mecanismos.

Sin embargo, la mayoría de ensayos clínicos fundamentales sobre DMT no han incluido criterios de valoración cognitivos ni los han incluido como criterios secundarios o incluso terciarios, por lo que no se han determinado de modo definitivo los efectos de esos medicamentos en la cognición. La preponderancia actual de las pruebas sugiere que los DMT podrían tener efectos beneficiosos sobre el rendimiento cognitivo y que, en particular, un tratamiento precoz podría ayudar a mantener la función cognitiva o a retrasar la disfunción cognitiva.

Cada vez hay más consenso en que los ensayos futuros deberían incluir más evaluación cognitiva sistemática para clarificar mejor el impacto de los DMT en la cognición y los mecanismos psicopatológicos subyacentes.

Tratamientos sintomáticos

Los estudios de tratamientos sintomáticos, incluyendo tratamientos contra la fatiga (como la amantadina, bloqueadores del canal de potasio y modafinilo), medicamentos para el Alzheimer (como el donepezilo, memantina y rivastigmina) y psicoestimulantes (como la anfetamina y metilfenidato), han producido hallazgos negativos o inconsistentes para el tratamiento del déficit cognitivo en la EM. Sin embargo, existe un nuevo interés en este campo y se están preparando estudios más extensos sobre medicamentos sintomáticos y sus usos.

Rehabilitación cognitiva

La rehabilitación cognitiva es un enfoque no farmacológico al reciclaje cognitivo para mejorar la función cognitiva deteriorada mediante la práctica, ejercicio, estrategias de compensación y adaptación para maximizar el uso de la función cognitiva residual.

A diferencia de las intervenciones farmacológicas, la rehabilitación cognitiva presenta la ventaja de no tener efectos secundarios.

La rehabilitación cognitiva puede comportar considerables beneficios a las personas con EM, aunque la investigación en ese campo aún es demasiado limitada para poder trazar conclusiones definitivas sobre enfoques y estrategias óptimos. Actualmente, existen algunas pruebas que soportan el uso de estrategias adoptadas de la psicología cognitiva para mejorar el aprendizaje y la memoria y, en menos medida, programas de formación centrados en las funciones ejecutivas y la atención.

Las pruebas preliminares también sugieren que el ejercicio aeróbico, como el jogging o la natación, pueden ejercer un impacto positivo en el rendimiento cognitivo y control conductual, así como una mejora del rendimiento físico. La combinación de la rehabilitación cognitiva con la rehabilitación física y la terapia farmacológica es un enfoque ciertamente interesante para una investigación con más profundidad.

Otros síntomas de EM que pueden influenciar la cognición

Como se ha discutido en la página 12, la depresión y fatiga pueden confundirse con o empeorar las dificultades cognitivas. La gestión satisfactoria (farmacológica u otra) de la depresión o fatiga puede ayudar a resolver los problemas cognitivos.

Más allá de las estrategias farmacológicas, la terapia cognitivo-conductual (ver abajo) es un tratamiento eficaz que se recomienda para los trastornos depresivos y fatiga en adultos de todas las edades y, en particular, a personas que no toleran la medicación o que se muestran reluctantes a tomarla.

Consejos para problemas cognitivos comunes

Publicado en www.stayingsmart.org.uk (administrado por la UK MS Trust), comentado en la página 27.

  • Establece un lugar para cada cosa (tus gafas, llaves del coche) y pon siempre estos objetos esenciales en su lugar.
  •  Si tienes una palabra en la punta de la lengua, no te estreses ni te asustes. El estrés puede dificultarte la memoria. Al contrario, puedes utilizar otra palabra o palabras para decir lo mismo, si es posible. Si se trata de un nombre o lugar específico que no pueda ser sustituido por otra palabra, puedes decir “lo diré luego”.
  • Si encuentras difícil mantener la atención, puedes superar las distracciones encontrando un ambiente tranquilo y avisando a los otros de cuándo pueden interrumpirte y cuándo no.
  • Si tienes problemas para acordarte de las citas, los diarios en papel y organizadores electrónicos son discretos y muy útiles. Quizá necesites utilizarlos con más frecuencia y más escrupulosamente que antes, pero funcionan.
  • La mayoría de personas con EM pueden recordar información a partir de una pequeña entrada o pista. Por ejemplo, una nota en un post-it que diga “limpieza a seco” en el parabrisas de tu coche probablemente será suficiente para recordarte que debes pasar a recoger la ropa.
  • Intenta programar discusiones importantes en un momento en que no estés cansado, o intenta tomarte un descanso antes.
  • Si tu atención deambula durante la conversación, siempre puedes repetir o resumir lo que la otra persona había dicho antes de hacer tu comentario. Por ejemplo, puedes decir “Veo que te lo has pasado muy bien en Francia de vacaciones, porque ha hecho muy buen tiempo. ¿Has estado en Francia alguna vez lloviendo?”. Puede sonar un poco extraño al principio, pero pasado un tiempo empezará a sonar bien. Notarás que tus amigos se sentirán halagados al ver que estás tan interesado en lo que te dicen.
  • Comprueba regularmente las rutas en los mapas de antemano y, si lo ves necesario, hazte una fotocopia o notas breves de referencia sobre la ruta. Esto te ayudará de dos formas. Pensar en la ruta de antemano y preparar las notas de la ruta te hará acordarte del itinerario. También dispondrás de las notas como orientación durante el viaje.

Artículo publicado en la revista MS in Focus, de la Multiple Sclerosis Internacional Federation (julio de 2013). Maria Pia Amato and Benedetta Goretti, Departamento de NEUROFARBA, Sección de Neurociencias, Universidad de Florencia, Italia

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »