Publicaciones

Síndrome del emperador

Publicado por EM Euskadi | | Visto 967 veces

Por Arrate Jauregi, psicóloga. Directora de Servicios de ADEMBI. Me diagnosticaron EM hace diez años, recuerdo que fue una época en la que tuve miedo, incertidumbre, angustia…, mi hijo tenía […]

Por Arrate Jauregi, psicóloga. Directora de Servicios de ADEMBI.

Me diagnosticaron EM hace diez años, recuerdo que fue una época en la que tuve miedo, incertidumbre, angustia…, mi hijo tenía dos años y era una poderosa razón para luchar y seguir adelante. Me volqué totalmente en él, intentando cubrir lo que quizás más adelante, por mi enfermedad no podría…Pero ahora tiene doce años y es un niño muy rebelde, que no acepta las normas en casa, me trata fatal, no sé cómo actuar y me siento muy culpable. ¿Qué puedo hacer?

Los trastornos del comportamiento en los menores cada vez son más frecuentes y en concreto el maltrato hacia los padres conocido también como el “síndrome del emperador” o “síndrome del pequeño dictador”.

El perfil suele ser el de un niño de entre 9 y 17 años de edad, hijo único y generalmente de clase media-alta, en el que sus  conductas se caracterizan por un comportamiento agresivo, que puede ser físico o verbal, además de conductas desafiantes o provocadoras hacia los padres y de violación de las normas y los límites familiares.

Además suelen ser muy egocéntricos y tienen  niveles muy bajos  de tolerancia a la frustración, empatía y  autoestima.

Para aprender a corregir estos comportamientos es fundamental el tratamiento psicológico cuyo objetivo será el de modificar los comportamientos inadecuados, reducir el egocentrismo y desarrollar una mayor empatía.

Normalmente los psicólogos para ello utilizan metodología basada en juegos, a través de los cuales se van planteando diferentes dilemas y problemas sociales para ampliar su perspectiva psicosocial desde diferentes puntos de vista.

Por otro lado, los padres también necesitan apoyo psicológico en paralelo, para aprender pautas para contribuir al manejo de los comportamientos inadecuados.

Pero también es importante reconocer que si bien es cierto que la ausencia de límites o un estilo educativo basado en atender todas sus peticiones son factores que pueden facilitar su aparición, hay que corregir la idea errónea de que la culpa es de los padres ya que esto puede generar obstáculos para el tratamiento y como bien nos comentas, este comportamiento es selectivo (en el colegio no lo hace) y pueden tener una conducta impecable en la escuela.

Según Vicente Garrido, profesor de la Universidad de Valencia y experto en el tema, la conclusión mas importante a  destacar por las posibles repercusiones futuras es  la similitud existente en la mayoría de los casos (80%) con la violencia machista, puesto que suele ir dirigida a las madres y se ha constata un patrón similar de aislamiento y culpabilidad.

Y desde aquí te animo a que ya que has dado el primer paso de reconocer que tenéis un problema y pedir ayuda  no dudéis en poneros en manos de un profesional, experto,  porque no es un tema que se va a solucionar “dejándolo estar” si no que la problemática puede incluso empeorar.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »