Sin categoría

Rehabilitación en Terapia Ocupacional: Autonomía personal e independencia funcional

Publicado por EM Euskadi | | Visto 3683 veces

Lorea Etxebarria y Elisabeth Santamarta, terapeutas ocupacionales de ADEMBI La Terapia Ocupacionales una disciplina sociosanitaria que valora las capacidades físicas, psíquicas, sensoriales y sociales que son necesarias para llevar a […]

Lorea Etxebarria y Elisabeth Santamarta, terapeutas ocupacionales de ADEMBI

La Terapia Ocupacionales una disciplina sociosanitaria que valora las capacidades físicas, psíquicas, sensoriales y sociales que son necesarias para llevar a cabo un desempeño de las actividades de la vida diaria en los diferentes contextos ocupacionales. Las actividades de la vida diaria las entendemos como aquella serie de tareas que dan sentido a nuestro día a día, son la base de la funcionalidad de las personas. Son las acciones que se realizan a lo largo del día y son las mismas para todos, aunque se diferencien por el contexto cultural, los hábitos y los roles adquiridos.

Estas actividades de la vida diaria las clasificamos en:

  • Actividades básicas: encaminadas al autocuidado y la movilidad como son alimentarse, vestirse, desplazarse…
  • Actividades instrumentales: encaminadas a que la persona se desenvuelva de manera autónoma y segura en su entorno.
  • Actividades avanzadas: encaminadas a desempeñar un rol social adaptado y significativo.

El terapeuta ocupacional valora al individuo de manera holística, utilizando el Marco teórico de Ocupación Humana de Kielhofner, teniendo en cuenta todas las facetas de su historia de vida, sus intereses y prioridades vitales, mediante técnicas de evaluación estandarizadas (escalas de Barthel, Lawton, dela IndependenciaFuncional) así como técnicas semiestructuradas (observación y entrevista). De los datos obtenidos se elabora el diagnóstico y las pautas para el tratamiento. Este lo abordamos centrándonos en tres enfoques:

  • Teniendo en cuenta los componentes de ejecución que son necesarios para realizar la actividad concreta en sí; nos referimos aquí por ejemplo a la afectación del tono muscular, a una limitación de la movilidad articular, a una afectación de la sensibilidad, a una afectación de las funciones cognitivas superiores…Para tratar este enfoque entrenamos el desarrollo de las capacidades residuales mediante ejercicios pasivos y/o activos (dependiendo de la situación funcional ) diseñados siguiendo métodos de rehabilitación neuromusculares (Bobath, Perffetti, Kabbat, Brunnstrom…).
  • Teniendo en cuenta las áreas de ejecución, entrenamos las actividades de la vida diaria propiamente dichas ayudándonos de los productos de apoyo indicados.
  • Teniendo en cuenta los contextos de ejecución, el terapeuta elabora asesoramientos de adaptaciones en el hogar, de baños y portales y orienta a los cuidadores en las labores de asistencia.

Analizamos la dificultad en la realización de las actividades de la vida diaria teniendo en cuenta estos tres enfoques, y dependiendo del estado funcional de cada persona abordaremos el tratamiento centrándonos en el enfoque adecuado. La herramienta fundamental del terapeuta ocupacional para el tratamiento es la actividad, pero no la actividad como un hacer por hacer, sino una actividad con propósito, dirigida a conseguir una meta, que tenga un significado para la persona y que requiera su participación y colaboración en la elección. Esta actividad debe estar relacionada con sus intereses y ser graduable y adaptable para posibles futuras modificaciones.

A continuación os explicamos un caso práctico de dificultad en la realización de la actividad de la vida diaria de aseo personal y ducha. Se realiza la valoración del paciente realizando la actividad en sí, desglosando los componentes de la actividad para un correcto análisis de la misma.

Después de realizar la evaluación del usuario, hemos observado que en los componentes de ejecución esta disminuido tanto el grado de movilidad como el tono muscular en ambos miembros superiores y a nivel de tronco hay un escaso control postural y una inadecuada alineación. Para trabajar estos aspectos utilizamos las técnicas neuromusculares adecuadas y lo hacemos en sedestación con el balón Bobath, en decúbito supino en camilla y en bipedestación. De esta manera queremos lograr mejorar la movilidad de miembros superiores y reeducar en la correcta alineación postural a nivel de cintura pélvica y tronco.

En cuanto al área y al contexto de ejecución trabajamos la actividad del aseo personal y ducha como tal, reentrenando a la persona en estrategias facilitadoras de la actividad y en los productos de apoyo o ayudas técnicas que existen en el mercado para lograr la mayor independencia posible en el aseo personal: asideros y alzas para el baño, tablas de bañera o sillas giratorias, alargadores para peine, grifos monomando, dispensadores de jabón, cepillos de dientes y maquinillas eléctricas….

Si es necesario realizamos el asesoramiento en habilitación del baño, adecuando el entorno a sus necesidades actuales mediante una visita domiciliaria.

En ADEMBI realizamos asesoramientos en ayudas técnicas o adaptaciones del entorno para la realización de cualquier actividad de la vida diaria, tanto básica, como instrumental o avanzada. Las ayudas técnicas son utensilios, dispositivos, aparatos o adaptaciones, producto de la tecnología,  que se utilizan para suplir movimientos o ayudar en las  limitaciones funcionales de las personas con discapacidad.

Desde la asociación se ofrece un servicio de alquiler de ayudas técnicas para que tanto el afectado como la familia puedan probar el producto antes de adquirirlo.

En este último año estamos trabajando la facilitación de la accesibilidad al ordenador ya que existe una constante demanda de información por parte de las personas afectadas. Hemos comenzado a utilizar estos productos de apoyo en los grupos de ocio terapéutico que se realizan en el centro de rehabilitación.

Realizando un estudio del mercado de las nuevas tecnologías hemos utilizado varios dispositivos que nos han prestado de una empresa que se encarga de las adaptaciones para un ocio accesible para todos. Estos dispositivos se adaptan a las necesidades de cada usuario, como por ejemplo un  ratón que funciona mediante el movimiento de la cabeza de la persona (Smartnav). Además de este ratón existen otros que su utilización facilita el acceso al ordenador de personas con movilidad reducida: el ratón de soplido-aspiración, el de mejilla-mentón, el de manejo mediante los labios y la lengua, el ratón de control con la mirada, el de control por voz….

Para un futuro nos gustaría poder adquirir este tipo de productos para mejorar la independencia funcional de ciertos usuarios en el área del ocio y el tiempo libre, tanto de centro de rehabilitación como de la residencia Urizartorre.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »