Rehabilitación

Infecciones urinarias en Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 7063 veces

Por Cristina Ferreiro. Enfermera de ADEMBI – Residencia Urizartorre Una de las principales funciones  del sistema urinario es eliminar los productos de desecho que se crean en el cuerpo. De una manera global […]

Por Cristina Ferreiro. Enfermera de ADEMBI – Residencia Urizartorre

sistema_urinarioUna de las principales funciones  del sistema urinario es eliminar los productos de desecho que se crean en el cuerpo. De una manera global y esquemática  podemos  configurarlo  como un sistema  formado principalmente por:  Riñones, uréteres, vejiga urinaria y uretra.

  • Riñones: encargados de filtrar la sangre y eliminar los desechos.
  • Uréteres: conductos que transportan la orina de los riñones a la vejiga urinaria.
  • Vejiga Urinaria: órgano encargado de recibir y almacenar la orina.
  • Uretra: conducto por el que la orina es expulsada al exterior durante la micción.
La micción (acción de orinar)

En una micción normal, la orina se recoge en la vejiga hasta que se acumulan unos 250-500 mililitros. La vejiga se va ensanchando hasta que alcanza su capacidad; es en este momento cuándo la persona siente el deseo de orinar.

Al fin y al cabo la micción normal es un acto voluntario, es la persona la que decide el momento y el  lugar apropiado para expulsar la orina.

La EM puede modificar el proceso, ya que los mensajes que llegan al cerebro en este caso pueden estar interrumpidos, y esto puede ocasionar problemas para retener la orina o dificultades a la hora de vaciar por completo la vejiga.

Aquí es dónde surge el problema de las Infecciones Urinarias, cuando la persona es incapaz de vaciar por completo la vejiga (probablemente por experimentar una menor sensibilidad en ella).

ITU (Infecciones del Tracto Urinario)

Son causadas por gérmenes, habitualmente bacterias,  que ingresan a través de la uretra hasta la vejiga, desde  la cual pueden  alcanzar  los riñones y provocar una infección renal o Pielonefritis.

Las mujeres tienden a contraerla con más frecuencia,  ya que su uretra es más corta y el camino que tienen que recorrer las bacterias hasta llegar a la vejiga  es menor.

Hay que saber reconocer los síntomas de una posible infección urinaria como son: ardor al orinar, fiebre, dolor abdominal y de espalda, necesidad más frecuente de orinar, olor fuerte y color oscuro de orina.

Es muy importante tratar las infecciones urinarias para evitar que provoquen una exacerbación o crisis de EM. Hay que destacar que las infecciones urinarias no siempre cursan con síntomas. Podemos tener infección sin manifestar ningún síntoma de los mencionados. En este caso, el cansancio, el decaimiento  y/o  la apatía será la clave para identificar dicha infección.

Las infecciones urinarias se tratan con  antibióticos. El tipo de antibiótico y la duración del tratamiento dependerá del tipo de infección y la gravedad de ésta.  Es muy importante seguir el tratamiento hasta el final, pues los síntomas suelen desaparecer a los pocos días pero la infección no.

Una buena forma de prevenir las infecciones es beber abúndate agua, ya que ayuda a limpiar e impide que las bacterias asciendan y se reproduzcan. La higiene también es un factor importante a la hora de la prevención. L a uretra  (sobretodo en las mujeres) está muy cerca del ano y está más expuesta a contaminarse con las heces.

Queremos recalcar que las ITU son muy comunes en las personas con EM ,  y  es muy importante tratarlas para evitar que estas infecciones provoquen una exacerbación o crisis de EM.

El control de los síntomas se consigue más fácilmente cuándo se tratan a tiempo. Se debe consultar a un profesional sanitario ante cualquier duda o sospecha de problema urinario.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »