Neurología

Dolor y Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 1731 veces
Imagen dolor

Por la Dra. Cristina Llarena, Neuróloga del Hospital Universitario de Basurto. El dolor en un síntoma frecuente en la Esclerosis Múltiple (EM). Su prevalencia varía de unos estudios a otros […]

Por la Dra. Cristina Llarena, Neuróloga del Hospital Universitario de Basurto.

El dolor en un síntoma frecuente en la Esclerosis Múltiple (EM). Su prevalencia varía de unos estudios a otros y se estima entre un 30 y un 85%. Su frecuencia aumenta según progresa la enfermedad y el grado de discapacidad. Además puede incrementarse con la hiperventilación, el calor intenso, la ansiedad y el estrés.

Existen diferentes tipos de dolor en la EM:

  • Neuralgia del trigémino: sensación de descarga eléctrica que afecta a un lado de la cara, se manifiesta en ráfagas, y puede llegar a ser muy limitante. Se produce por desmielinización del nervio trigémino. Para su tratamiento se emplean fármacos antiepilépticos.
  • Neuritis óptica: asocia dolor a la movilización del ojo debido a la inflamación del nervio óptico. El tratamiento de elección son los corticosteroides.
  • Signo de Lhermitte doloroso: sensación de calambre eléctrico que baja por la espalda o brazos, que se manifiesta al flexionar el cuello. Se produce por lesiones inflamatorias-desmielinizantes en la médula cervical.
  • Espasmos tónicos dolorosos: son consecuencia de lesiones inflamatorias de la vía motora y para su tratamiento se utilizan también antiepilépticos.
  • Las disestesias o dolor neuropático de extremidades inferiores: dolor crónico más frecuente en la EM, secundario a lesiones inflamatorias en la médula espinal. Se emplean fármacos antiepilépticos y antidepresivos.
  • Dolor dorsal o lumbar es otra causa de dolor crónico, no debido directamente a la EM sino a los cambios degenerativos en la columna debidos a la debilidad, espasticidad, inmovilización prolongada, osteoporosis, etc. En estos casos, el tratamiento consiste en analgésicos y fisioterapia.
  • Dolor de cabeza, a pesar de no ser un síntoma propio de la EM, sí que parece afectar en mayor proporción a pacientes con EM.

Un control adecuado del dolor repercutirá en una mejoría significativa de la calidad de vida de los pacientes con EM.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »