Neurología

Biomarcadores en la Esclerosis Múltiple: por qué y para qué.

Publicado por EM Euskadi | | Visto 624 veces
biomarcadores

Por Leire Iparraguirre Gil. Dra de la unidad de Esclerosis Múltiple. Instituto Biodonostia La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad compleja, autoinmune y desmielinizante que afecta al sistema nervioso central […]

Por Leire Iparraguirre Gil. Dra de la unidad de Esclerosis Múltiple. Instituto Biodonostia

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad compleja, autoinmune y desmielinizante que afecta al sistema nervioso central (SNC). La heterogeneidad de los procesos fisiopatológicos que ocurren en la aparición y el desarrollo de la enfermedad es enorme, lo que hace que tanto la evolución como la respuesta al tratamiento sean muy variables. Esto hace necesario encontrar herramientas que faciliten el diagnóstico precoz y ayuden al manejo de la enfermedad en la práctica clínica.

Unas de esas posibles herramientas son los biomarcadores dado su potencial para estimar el pronóstico, monitorizar la respuesta al tratamiento y predecir los posibles efectos adversos. Denominamos biomarcadores a aquellas características que pueden cuantificarse o medirse de forma objetiva y que proporcionan información sobre los procesos biológicos tanto normales como patológicos que ocurren en el organismo.

Un ejemplo clásico de biomarcador es la fiebre, que se presenta como el aumento de la temperatura corporal, fácilmente medible con un termómetro, y que es reflejo de que el organismo está luchando contra una infección.

Atendiendo a la información que aporta el biomarcador y su utilidad distinguimos varios tipos:

Biomarcadores con valor diagnóstico, que permiten distinguir entre individuos sanos y enfermos. Aplicados a la EM permiten el diagnóstico precoz e incluso permiten clasificar a los pacientes en los distintos subtipos de EM: remitente recurrente, primaria progresiva, secundaria progresiva o progresiva con brotes.

Biomarcadores con valor pronóstico que proporcionan información para hacer una estimación de la evolución de la enfermedad.

Biomarcadores de respuesta que ayudan a identificar a los pacientes que no van a responder al tratamiento y/o a aquellos que tienen un mayor riesgo de sufrir efectos adversos.

Atendiendo al tipo de prueba podemos distinguir otros dos grandes tipos de biomarcadores que pueden utilizarse por separado o en combinación: Biomarcadores de imagen: Abarca distintas medidas realizadas en pruebas de imagen; y biomarcadores moleculares: Referido a las moléculas (genes, proteínas, metabolitos…) que pueden detectarse y medirse en fluidos como la sangre o líquido cefalorraquídeo (LCR).

A día de hoy, hay tres biomarcadores moleculares disponibles en la práctica clínica de la EM: las bandas oligoclonales en LCR, empleadas en el diagnóstico y pronóstico de la EM; los anticuerpos anti-AQP4, que permiten realizar un diagnóstico diferencial entre EM y neuromielitis óptica; y los anticuerpos anti-JCV, que aportan información en relación al riesgo a desarrollar leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP), un efecto adverso asociado a ciertos tratamientos.

En esta línea, desde la Unidad de Esclerosis Múltiple del Instituto Biodonostia, se está realizando un gran esfuerzo en la búsqueda de nuevos biomarcadores.

El biomarcador ideal debe reunir una serie de características: estar presente en un fluido biológico que sea de fácil acceso, que sea estable, que se pueda medir mediante técnicas de laboratorio, que sea lo suficientemente sensible y específico como para que permita distinguir entre sanos y enfermos, entre EM de distintos tipos…

Los microRNAs y RNAs circulares son moléculas que cumplen varios de estos requisitos, por lo que presentan ciertas ventajas frente a otros biomarcadores.

Además, ya han demostrado su utilidad en otras enfermedades por lo que son moléculas muy prometedoras que estamos estudiando ya también en la EM con la idea de que en un futuro puedan ser herramientas que faciliten y ayuden en el diagnóstico y manejo de la enfermedad en la práctica clínica.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »