Neurología

La importancia de la salud bucodental en la Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 4207 veces

Por el Dr. Jon Ursua Gil, médico estomatólogo. Especialista en cirugía e implantes en la Clínica Dental Ursua-Berrazueta La odontología ha sufrido un gran avance en los últimos tiempos. Tratamientos […]

Por el Dr. Jon Ursua Gil, médico estomatólogo. Especialista en cirugía e implantes en la Clínica Dental Ursua-Berrazueta

Dr. Jon Ursua Gil

Dr. Jon Ursua Gil

La odontología ha sufrido un gran avance en los últimos tiempos. Tratamientos como los implantes dentales han mejorado espectacularmente las expectativas de salud bucodental a medio y largo plazo.

Conocemos la importancia de tener una buena salud bucodental y que para conseguirla debemos realizar revisiones periódicas en el dentista para detectar los problemas cuando están iniciándose y tienen fácil solución. En ciertos casos, como en pacientes afectados de EM en los que la ausencia de infecciones es particularmente importante, esta vigilancia es vital. Además tener la boca en buenas condiciones y sin ausencias dentarias limitará la aparición de caries y problemas de oclusión por desplazamiento de los dientes adyacentes. Esto lleva a mantener la salud de nuestra boca durante más tiempo y con menos esfuerzo. Los problemas periodontales y de las encías mejoran también si tenemos una correcta mordida ya que poder comer alimentos duros ayuda a tener una mejor higiene oral.

En la actualidad, ante la ausencia de una o varias piezas dentales, el tratamiento de elección siempre debe ser su reposición mediante los implantes osteointegrados.

Esta técnica permite colocar uno a varios dientes sin dañar las piezas adyacentes. Además permite en los casos más extremos colocar todos los dientes fijos en pacientes que de otra forma tendrían que estar obligados a llevar incómodas y poco funcionales prótesis completas removibles.

Los implantes se colocan con una mínima cirugía. Actualmente además con las técnicas de imagen como el TAC o Escáner de haz de cono, conseguimos una imagen tridimensional del maxilar de manera que antes de realizar la cirugía ya conocemos la anatomía de la zona. Esto nos permite realizar cirugías mínimamente invasivas, con lo que el paciente tendrá un postoperatorio muy favorable, sin apenas molestias.

La mayoría de los pacientes que acuden a la consulta tienen las mismas dudas sobre el proceso:

¿Cuánto duele? ¿Cuánto dura la intervención? ¿Estaré bien después? ¿Cuánto tiempo pasará hasta que tenga definitivamente el trabajo terminado? ¿Con EM se me pueden poner implantes? ¿Existe el rechazo?En pacientes con EM en los que la ausencia de infecciones es particularmente importante, una buena salud bucodental es vital

Vamos a responder a estas cuestiones.

  • El trabajo se realiza normalmente en el gabinete dental habitual, con anestesia local. No existe ningún problema en utilizar anestésicos locales en pacientes afectados por EM. Es la misma anestesia que se utiliza en cualquier intervención dental.
  • Con la administración correcta, la técnica quirúrgica debe ser totalmente indolora.
  • La intervención quirúrgica es rápida y muy segura. Previamente se habrán realizado las pruebas diagnósticas pertinentes para tener la anatomía perfectamente clara, con una radiografía (Ortopantomografía) y un TAC.
  • El postoperatorio es en general muy bueno, dependiendo siempre del número de piezas que se van a reponer. En el caso de un solo implante, el paciente estará bien prácticamente desde el principio. En general se  pueden producir pequeños edemas o inflamaciones en la zona y algún hematoma que cederá en unos días y que cursan sin dolor. Solemos administrar un antibiótico preventivo y un analgésico aunque la necesidad de su uso suele ser limitado más allá de un par de días.

    Imagen de TAC de presentación de dos implantes

    Imagen de TAC de presentación de dos implantes

  • Dependiendo de la calidad del hueso maxilar en cuanto a su dureza, el tiempo de espera entre la colocación del implante y la terminación del trabajo colocando la corona sobre él será de aproximadamente tres meses. Durante este tiempo de espera y dependiendo de la zona se suele colocar una prótesis provisional de forma que mantenemos sobre todo la estética de la zona. En los casos en los que hay que realizar la extracción de piezas con alto compromiso estético (zonas del sector anterior) esta prótesis se confecciona antes para que el paciente salga de la clínica con la estética conservada desde el principio. En algunos casos seleccionados y muy favorables fundamentalmente si hay que restaurar toda una arcada dental, realizamos la carga inmediata de los implantes. Esto nos permite tener una prótesis fija desde el principio.
  • No existen apenas contraindicaciones absolutas para los implantes osteointegrados. No hay más problema en el caso de pacientes afectados por EM que en otros pacientes. El uso de ciertos medicamentos habituales en esta enfermedad y que pueden retrasar la cicatrización puede incrementar el riesgo de fracaso de la integración del implante, con lo cual puede ser necesario esperar a que se disminuya la dosis de administración o que deje de ser necesaria la toma de dicho medicamento.
  • El rechazo como habitualmente se conoce al fracaso en la osteointegración de los implantes, es muy raro. Se puede considerar que ronda el 5% de los implantes colocados. En caso de producirse, suele dar síntomas en las primeras semanas con molestias o movilidad y debe realizarse la retirada del mismo. No se produce un rechazo de todos los implantes colocados, ni quiere decir que el paciente no acepte los implantes en general, por eso se esperarán unas tres semanas y se procederá a la colocación de otro implante.

Es, en definitiva un tratamiento muy seguro y efectivo, con el que se consigue reponer dientes sin tocar o alterar las piezas adyacentes. Esto nos llevará a tener una mejor salud oral y a evitar posibles infecciones, especialmente importante en pacientes afectados por la EM.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »