Neurología

Investigación en EM: Farmacogenómica

Publicado por EM Euskadi | | Visto 645 veces

Julio de 2009 Por el Profesor Koen Vandenbroeck 1. ¿Cómo se creó Neurogenomiks? El laboratorio Neurogenomiks se creó después de que Ikerbasque me nombrara Profesor de Investigación. El laboratorio se […]

Julio de 2009
Por el Profesor Koen Vandenbroeck

1. ¿Cómo se creó Neurogenomiks?
El laboratorio Neurogenomiks se creó después de que Ikerbasque me nombrara Profesor de Investigación. El laboratorio se construyó a raíz de un acuerdo entre el Parque Tecnológico de Bizkaia, la UPV/EHU e Ikerbasque.

2. ¿Qué es la farmacogenómica y cómo se puede aplicar a la EM?
La farmacogenómica es una ciencia relativamente nueva que utiliza los conocimientos sobre el genoma humano, los enfoques de la biología molecular, la bioinformática y las ciencias clínicas para comprender mejor los mecanismos de acción de los fármacos, y por qué algunos pacientes responden a ciertos medicamentos y otros no. El motivo por el cual dos pacientes responden de manera diferente a un mismo medicamento se reduce, al final, a las diferencias en su composición genética, debidas principalmente a las variaciones polimórficas en el genoma, conocidas como polimorfismos de nucleótido único, o SNPs. Los fármacos trabajan uniéndose con una molécula objetivo, principalmente proteínas. Ciertos medicamentos, incluidas muchas proteínas recombinantes como el IFNbeta, que es el principal fármaco utilizado para tratar la Esclerosis Múltiple (EM), interactúan con receptores específicos en la superficie de las células. Una vez la droga ha establecido relación con los receptores, son numerosos los cambios inducidos en los niveles de expresión de diferentes genes. Es este cambio molecular, en la expresión génica, el que confiere una respuesta beneficiosa a la terapia en el tiempo y que finalmente se hace visible y cuantificable para un neurólogo en forma de mejoría clínica o de retardo de la progresión de la enfermedad en el paciente.

Con la farmacogenómica esperamos cambiar drásticamente la manera que trabajamos, no sólo en cuanto a la gestión del paciente, sino también en el desarrollo de fármacos y ensayos clínicos. Si pudiéramos identificar un/os marcador/es de la eficacia del tratamiento mediante fármacos, como por ejemplo un SNP o una combinación de SNPs, lo único que tendríamos que hacer es recoger una muestra de ADN de un paciente recién diagnosticado de Esclerosis Múltiple (EM) y determinar si el paciente lleva a este (estos) marcador(es). Posteriormente, podríamos proporcionar el fármaco de inmediato a aquellos pacientes que tengan más probabilidad de responder al tratamiento, mientras que los que no podrían ser trasladados a un método de tratamiento diferente. Por lo tanto, todo el proceso de toma de decisiones para asociar un determinado medicamento a un paciente concreto podría llevarse a cabo inmediatamente después del diagnóstico, y no, como ocurre en la actualidad, después de años de terapias sin guía y con resultados imprevisibles. Éste es, por supuesto, un escenario ideal y es muy probable que se necesite siempre cierto grado de evaluación junto con la información genética.

3. ¿En qué consiste la investigación que están realizando y dónde se desarrolla?
Estamos estudiando la farmacogenómica de la terapia mediante IFN-beta en la EM. Hemos identificado varios SNP que parecen estar asociados con la respuesta o no-respuesta a la terapia. Desde mi llegada al País Vasco, junto con el Dr. Antigüedad del Hospital de Basurto, hemos comenzado a investigar a los pacientes con Esclerosis Múltiple del País Vasco. Todo nuestro trabajo se realiza en el laboratorio Neurogenomiks. Somos los coordinadores de una red europea dentro del Séptimo Programa Marco UEPHA*MS (Europeos Unidos para el Desarrollo de la Farmacogenomia en Esclerosis Múltiple) y conjuntamente con el resto de laboratorios de la red vamos a desarrollar una base de datos con los genotipos y los datos clínicos de los pacientes de toda Europa. Esto nos permitirá ver en detalle los biomarcadores de respuesta no sólo para el IFNbeta, sino también para el acetato de glatiramero y algunos de los nuevos fármacos para la EM.

Además, nuestro laboratorio también está muy interesado en el desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de la EM basados en la inhibición de citoquinas. La mayoría de las veces, los efectos de las citoquinas tienden a ser beneficiosos, por ejemplo, cuando guían las respuestas inmunitarias protectoras contra las infecciones o en contra de las células cancerosas.

Sin embargo, esto no es cierto en el caso de las enfermedades autoinmunes. En éstas, un desorientado sistema inmunológico tiende a atacar componentes inofensivos de los tejidos. En la EM, el objetivo de este ataque es el Sistema Nervioso Central (SNC). Hemos identificado varios fármacos de bajo peso molecular que pueden interferir con este proceso. Estamos realizando ensayos preclínicos para evaluar la actividad de nuestros compuestos en modelos animales de la EM.Cabe destacar que uno de nuestros compuestos es capaz de bloquear la progresión de la enfermedad en este modelo, por lo que es un interesante candidato en el que basar futuros medicamentos para el tratamiento de la EM.

4. Los objetivos que se persiguen con esta línea de investigación son…
Los objetivos finales de nuestra investigación son: contribuir al desarrollo de mejores fármacos y desarrollar mejores estrategias de gestión de fármacos y pacientes basados en la farmacogenómica.

5. ¿Qué especialistas integran el equipo de trabajo? y si trabajan en red, ¿con qué otros centros / hospitales /entidades, conjuntamente en esta investigación?
Nuestro equipo está integrado por biólogos moleculares y genetistas, así como especialistas en biología celular. Además, estamos conectados regional, nacional e internacionalmente con diversos grupos que trabajan en este ámbito: a nivel regional, los hospitales de Basurto y Donostia; a nivel nacional, el hospital Vall d’Hebron, el IDIBAPS; y a nivel internacional, Medizin Charite en Berlín, la Universidad de Toulouse y UCSF.

6. A medio plazo, ¿como ve el futuro de la Esclerosis Múltiple?
La llegada de la farmacogenómica será una importante fuerza motriz para el desarrollo de la ‘medicina personalizada’. Lo importante ahora es aclarar por qué y cómo predisponen estos genes a la EM, y así podremos empezar a pensar en el desarrollo de nuevas terapias basadas en estos hallazgos genéticos. En conjunto, el campo de investigación sobre la EM está avanzando más rápido que nunca, y estamos siendo testigos de importantes descubrimientos científicos en aspectos inmunológicos, clínicos, genéticos y farmacogenómicos de la EM. Yo diría que en menos de 10 años, los pacientes y la administración de los fármacos habrán cambiado enormemente. El futuro se nos presenta prometedor, no significa que vayamos a tener curas milagrosas, pero sí mejores estrategias de tratamiento que darán a los pacientes de EM la posibilidad de vivir una vida más independiente y feliz.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »