Rehabilitación

Hipoterapia: Historias a caballo en la rehabilitación de personas con Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2600 veces

Por Izaskun Yeregui, fisioterapeuta de ADEMBI. Especialista en Hipoterapia. En el año 2011, ADEMBI puso en marcha el servicio de Hipoterapia. Una terapia desconocida para muchos de los pacientes con […]

Por Izaskun Yeregui, fisioterapeuta de ADEMBI. Especialista en Hipoterapia.

En el año 2011, ADEMBI puso en marcha el servicio de Hipoterapia. Una terapia desconocida para muchos de los pacientes con Esclerosis Múltiple que acuden a nuestro Centro de Rehabilitación en Bilbao, pero no tan desconocida en el mundo de la rehabilitación de personas con alguna patología neurológica. Este fue el primer contacto de ADEMBI con las terapias asistidas con animales. 

La hipoterapia aprovecha el movimiento del caballo para estimular el sistema nervioso central.La hipoterapia es una actividad llevada a cabo por fisioterapeutas y que se basa en la neurofisiología y biomecánica del caballo. Es decir: se aprovecha de las características del movimiento del caballo al paso, para estimular las diferentes vías del sistema nervioso central. En función de estos criterios, se establecen los objetivos físicos de cada individuo que participa en la terapia: normalización del tono muscular, reeducación del equilibrio, aumentar la estabilidad del tronco, favorecer la marcha, etc. En una sesión de 30 minutos el cuerpo puede percibir hasta 3000 estímulos

Durante una sesión de hipoterapia de 30 minutos, el cuerpo puede recibir alrededor de 3000 estímulos que se van transmitiendo desde la pelvis, y que producen un suave y constante estiramiento y movilización de todas las estructuras corporales. Además, favorece las diferentes reacciones de equilibrio necesarias para poder mantener la posición. Asimismo, es una actividad que permite a una gran parte de las personas (adultas o pediátricas) con alguna afectación motora en diferentes grados, realizar una actividad rehabilitadora en un entorno diferente, lo que repercute positivamente en el estado anímico.

Cada lunes, diferentes usuarios del Centro de Rehabilitación Eugenia Epalza acuden al Club Hípico de Iurreta para recibir su sesión de hipoterapia.

Begoña Mella, en la sesión de hipoterapia

Begoña Mella, en la sesión de hipoterapia

Beatriz, junto a la monitora hípica e Izaskun Yeregui, fisioterapeuta de ADEMBI

Beatriz, junto a la monitora hípica e Izaskun Yeregui, fisioterapeuta de ADEMBI

Begoña Mella. Diagnosticada de EM desde 1992. Realiza hipoterapia desde 2011

“Si en una encuesta preguntáramos por el peor día de la semana, la mayoría diría que es el lunes. Para mí no. ¡Es el día que me toca montar a caballo! Ese animal que me mociona y fascina, me hace sentir fuerte, libre, viva!! En cuanto a nivel físico, no cabe duda de la mejoría que siento. Mis piernas son más flexibles, la pelvis se vuelve a mover y la cadera izquierda ya no la tengo tan rotada. Para mí la hipoterapia es una manera bonita y amena de hacer rehabilitación.”

Beatriz Barruetabeña. Diagnosticada de EM desde el año 2000. Realiza hipoterapia desde 2011

“Llevo ya unos cuantos años ‘yendo al caballito’ como me gusta llamar a la hipoterapia porque, aunque éste sea el nombre oficial prefiero verlo como una actividad de esparcimiento, relajación y ejercicio físico más que como otra terapia. Mi día a día ya está demasiado “terapeutizado” con la fisioterapia y la terapia ocupacional, ambas muy beneficiosas para mí y realizadas por las grandes profesionales de ADEMBI, dicho sea de paso. Pero el hecho de montar a caballo me da, además, la oportunidad  de estar una mañana a la semana en la naturaleza, en un entorno precioso con el Duranguesado de fondo y rodeada de animales. A veces damos un paseo por la zona, o vamos a la campa, o trabajamos en la arena bajo techo. El calor de “Perla” y sus movimientos al paso se van trasmitiendo a los músculos de mis caderas, piernas, espalda…y éstos se van relajando de tal manera que cuando les pido que se activen para realizar los movimientos que indica Izaskun siento que responden, siento que sujetan mi esqueleto y me veo más erguida y liberada de esa especie de ataduras a las que me someten habitualmente. Creo que es una actividad muy beneficiosa en muchos aspectos y me gustaría desde aquí agradecer a todas las personas que la hacen posible. GRACIAS.”

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »