Neurología

ESCLEROSIS MÚLTIPLE Y MATERNIDAD

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2265 veces
EM y Maternidad

Por la Dra. Mar Mendibe. Neuróloga responsable de la unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario de Cruces. Una persona con una enfermedad crónica como la EM, requiere un asesoramiento […]

Por la Dra. Mar Mendibe. Neuróloga responsable de la unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario de Cruces.

Una persona con una enfermedad crónica como la EM, requiere un asesoramiento personalizado. En cualquier caso la planificación de la maternidad es una cuestión muy personal que se debe realizar de manera libre e individualizada en cada paciente, asumiendo los riesgos y los beneficios con la máxima libertad y un asesoramiento experto. Esto significa, en primer lugar, comprender y aclarar consigo mismo las razones que llevan a una determinada elección, así como ser consciente de los cambios que se puedan experimentar en el futuro.

Hay varias cuestiones a tener en cuenta:

– La maternidad no modifica el pronóstico de la EM a largo plazo.

– Se recomienda un asesoramiento ‘personalizado’ y expectativas realistas.

– Cuando se plantea el tema de la gestación, conviene que la paciente se encuentre en una situación de estabilidad de la enfermedad.

– Durante el embarazo se reduce la tasa de recaídas, sobre todo en el tercer trimestre de gestación. En la fase puerperal (los tres meses posteriores al parto), la probabilidad de sufrir un brote es mayor. Aquellas mujeres que han sufrido recaídas en el año anterior al embarazo tienen más riesgo de sufrir recaídas tras el parto.

– La técnica que se requiera durante el parto es una decisión obstétrica.

– En cuanto a la administración de anestesia general, local o epidural no existe contraindicación neurológica. El tipo de anestesia no influye en el riesgo de sufrir recaídas posteriores.

– La mayoría de los fármacos modificadores de la enfermedad deberían evitarse en la medida de lo posible durante el embarazo. En los casos excepcionales en los que se decida mantener el tratamiento se debe solicitar ‘fuera de ficha técnica’. Tras conocer riesgos y beneficios se firma un consentimiento informado.

– La lactancia materna no está contraindicada en la EM. De todas maneras, es conveniente valorar de una manera personalizada los riesgos y beneficios. En muchos casos es conveniente renudar el tratamiento tras el parto, evitando la lactancia materna, pues existe la posibilidad de que el fármaco se excrete en ésta y pueda tener efectos en el niño.

– Las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA) podrían influir en la evolución de la EM habida cuenta de que modifican el estado hormonal. Se han publicado varios trabajos basados en experiencias personales que alertan de que las TRA podrían aumentar la tasa de brotes y la actividad inflamatoria medida por resonancia magnética.

Resumen del artículo

‘Esclerosis múltiple, maternidad y cuestiones relacionadas con el género

Multiple sclerosis: Pregnancy and women’s health issues’

  1. Mendibe Bilbaoa,, , S. Boyero Durána, J. Bárcena Llonaa, A. Rodriguez-Antigüedad

Se puede encontrar completo en: www.elsevier.es/neurologia

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »