Testimonios

Día sí día no, empieza la rutina...

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2715 veces

Por Joana Castresana. Diagnosticada de EM hace 9 años. Etiqueta imprescindible en nuestra presentación; etiqueta que nos acompaña desde el momento de diagnóstico, jamás se borrará. Y que la única […]

Por Joana Castresana.

Diagnosticada de EM hace 9 años. Etiqueta imprescindible en nuestra presentación; etiqueta que nos acompaña desde el momento de diagnóstico, jamás se borrará. Y que la única variable para nosotros consiste en actualizar los años pasados. Ya son 9 años. Son unos cuantos años la verdad.  

Joana, junto a su familiaY entonces solo me viene a la cabeza el famoso proverbio “no llenes de años tu vida sino llena de vida tus años”. Y creo que a pesar de todas las dificultades y baches encontrados en el camino estos años, no puedo quejarme de la vida con la que los he llenado.: ilusiones, retos, objetivos cumplidos…  en la familia, en el lado profesional… no puedo evitar compararlo con cada cumbre, cada monte que he alcanzado. Por eso la montaña se ha convertido en mi mejor aliada todos estos años.  Rampas por las que ascender y llegar a la cima donde todo se borra.

Y en estos días, escribo este artículo para recordarme todo esto en el momento de volver a empezar con la medicación tras más de un año de parón por mi segundo embarazo: betaferon en días alternos. Decido marcar el primer día de mes para no tener que pensar más en cuando empezar, pero en el momento de preparación, pasan imágenes por mi cabeza… más de un año sin ese “lastre” a las noches, casi había olvidado mi etiqueta de presentación, había soñado durante todo este tiempo con la vida que disfruta la mayoría de personas, de que casi casi era “normal”, pero todo eso no vale, hace falta la fuerza para apretar el botón del disparador así que ahí aparecen mis dos ochomiles alcanzados: mis dos hijos, Amets y Telmo, de 3 años y de 1 mes de vida. Sus propios nombres los definen de por vida: sueño amado. Así que aparece su sonrisa por mi cabeza y las ganas de verla el resto de mi vida así que aprieto el disparador.

Ya no hay vuelta atrás, empieza la rutina, día si día no… Y a seguir llenando de más vida estos años, porque como dice una canción, si lo intentas es posible, de lo contrario imposible. Ya lo verás.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »