Publicaciones

Ataques de pánico y Esclerosis Múltiple

Publicado por EM Euskadi | | Visto 2483 veces

Por Arrate Jauregi. Psicóloga. Directora de Servicios de ADEMBI Os escribo para comentaros la desagradable experiencia que tuve  hace un par de meses y para la que no encuentro explicación […]

Por Arrate Jauregi. Psicóloga. Directora de Servicios de ADEMBI

Os escribo para comentaros la desagradable experiencia que tuve  hace un par de meses y para la que no encuentro explicación alguna. Estaba en casa tranquilamente y de repente sentí una oleada de miedo sin motivo,el corazón latía sin cesar, me dolía incluso el pecho y notaba que cada vez era más difícil respirar, pensaba que me moría … ¿Qué es lo que me ocurrió? ¿Por qué?

El episodio que nos comentas y otros muy similares al tuyo es lo que es lo que denominamos “crisis de angustia” o “ataques de pánico”, son sensaciones repentinas de miedo y ansiedad que ocurren sin previo aviso,se pueden dar incluso durante el sueño y la persona que lo “sufre”puede llegar a pensar que está teniendo un ataque de corazón,el miedo que se experimenta en la crisis no es proporcional con la situación real y puede tener o no relación con lo que sucede a su alrededor.

Las crisis de angustia que pueden revelar un trastorno de ansiedad, son más frecuentes en mujeres que en hombres, son inesperadas, sin previo aviso y a menudo sin causa aparente y la duración suele ser de unos diez minutos.

No existe una causa especifica para que ocurran; son una combinación de factores: vulnerabilidad biológica, formas de pensar y factores de estrés social.

Todos tenemos un sistema de alarma para responder ante una amenaza, en el caso del ataque de pánico, se activa la alarma sin que exista un peligro real, aunque todavía se desconoce porqué sucede y porqué unas personas son más propensas que otras a padecerlos.

Estos ataques constituyen una enfermedad real e importante que puede afectar seriamente a la vida de la persona que lo padece y aunque puede mejorar ocasionalmente, no suelen desaparecer a menos que que se reciba un tratamiento adecuado,que en éste casos sería una combinación de psicoterapia y medicamentos(existen varios que son muy eficaces).

El tratamiento, además de prevenir las crisis posteriores, hace que sean cada vez menos frecuentes e intensas.

El médico de familia es el profesional indicado para valorar los posibles tratamientos y el fármaco más adecuado así como la derivación a otro especialista es el médico de familia.

Y una vez que el nerviosismo ha bajado, habla con alguien o da un paseo.

Para finalizar, la familia y los amigos también juegan un papel muy importante, por tanto se les recomienda:

  • Intentar no trivializar sobre lo que está ocurriendo y hacer que la persona se encuentre comprendida.
  • Escuchar sin ser críticos, nunca presionarles.
  • Informarse sobre el tipo de tratamiento, acompañarles al centro de salud, si fuera necesario.
  • Compartir actividades que puedan ser agradables

En cuanto a estrategias para combatir el pánico:

  1. Recuerda que aunque tus sentimientos son muy atemorizantes, no son peligrosos ni dañinos.
  2. Comprende que lo que estás experimentando es sólo una exageración de tus reacciones normales ante el estrés.
  3. No luches contra tus sentimientos, ni intentes alejarlos, cuanto menos te enfrentes a ellos, menos intensos serán.
  4. No aumentes tu pánico pensando “qué podía pasar”.Si te encuentras pensando esto, contéstate,”bueno ya está, sólo es esto”.
  5. Permanece en el presente, date cuenta de lo que realmente te está pasando y oponlo a lo que piensas que podía pasar.
  6. Gradúa tu nivel de miedo de 0 a 10 y mira si sube o baja, verás que no permanece en niveles muy altos más que unos segundos.
  7. Cuando te encuentres pensando “qué te va a pasar”cambia tu pensamiento y lleva a cabo alguna tarea que distraiga tu atención por ejemplo, contar de hacia atrás de 0 a 100 de tres en tres.
  8. Se consciente de que cuando tú paras de añadir sentimientos de temor a tu situación, tu miedo comienza a ceder.
  9. Cuando el pánico llega acéptalo. Espera y dale tiempo a que pase, sin salir corriendo.
  10. Siéntete orgulloso de ti misma por tus progresos y piensa en lo bien que vas a sentirte cuando lo superes esta vez.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »