Actualidad y publicaciones

Arteterapia en la Residencia Urizartorre: Un espacio para crear y construir.

Publicado por EM Euskadi | | Visto 824 veces

“El arte es la expresión de los más profundos sentimientos por el camino más sencillo.” Albert Einstein. El pensamientode Einstein que escogí a modo de presentación, expresa gran partedel trabajo […]

“El arte es la expresión de los más profundos sentimientos por el camino más sencillo.”
Albert Einstein.

Arteterapia EMFundazioaEl pensamientode Einstein que escogí a modo de presentación, expresa gran partedel trabajo que vengo desarrollando en calidad de arteterapeuta en la Residencia Urizartorre perteneciente a ADEMBI en Bilbao. Esta experiencia que comienza en febrero de 2012, coordinada con su dirección, ha supuesto un recorrido que sigue en la actualidad con los grupos que asisten regularmente.

Relacionando la frase en el contexto de esta experiencia, me gustaría comenzar hablando de lo que en arteterapia nombramos como arte, o que podríamos definir mejor como proceso creativo y sus producciones resultantes. Cuando hablamos de arte en arteterapia, no nos referimos al arte profesional, tampoco al aprendizaje de una serie de técnicas orientadas a dibujar o pintar con cierta destreza como sería el objetivo de la enseñanza artística, no nos referimos a crear objetos decorativos o manualidades como una manera de ocupar lúdicamente nuestro tiempo. Consideramos central la visión de lo artístico en base a la reconexión con el potencial creativo, muchas veces inhibido, como una fuerza vital que surge de todos nosotros independientemente de edades, géneros, culturas, creencias o situaciones vitales diversas. La expresión de esta fuerza es capacitadora y generadora de cambios porque nos permite adquirir otras percepciones y salir de patrones rígidos beneficiándonos del uso de la imaginación creativa en la búsqueda de nuevas formas y soluciones.

Cuando esta capacidad creativa, a través del acompañamiento de un arteterapeuta se ve potenciada, propicia una conexión con aspectos de nuestra naturaleza mas interna, aspectos que se relacionan con nuestros pensamientos, con la manera que percibimos el mundo, con lo que nos emociona, nos gusta o disgusta. Crear ese puente de conexión a través del objeto artístico,nos abre a espacios que tienen que ver con nuestra verdadera esencia y poder llegar a expresar sentimientos profundos relacionados con nuestra experiencia de forma auténtica, espontánea e imaginativa.

La exteriorización a través de la producción artística es un medio de comunicación mayormente simbólico que no necesita necesariamente pasar por la palabra y que sobretodo, en el caso de personas con dificultades en la verbalización como algunos de los participantes de nuestros grupos,favorece trasladar y reflejar contenidos internos dando salida ala necesidad de ser escuchados, entendidos y poder compartir con los demás.

Este lenguaje visual en el que también muchas veces se expresa nuestro inconsciente, puede alojaren ocasiones sentimientos difíciles,que requieren de la capacitación de un arteterapeuta profesional para su contención y acompañamiento. Es decir, que no solo me refiero al gran beneficio terapéutico contenido en el acto de expresar, sino de un trabajo que implica mucho mas, implica facilitar un espacio seguro donde sostener, acompañar y apoyar la elaboración de estos contenidos,favoreciendo la reparación emocional y el camino hacia un estado saludable en la persona.

Por lo tanto, para entender que es arteterapia, la definimos como un modelo de psicoterapia que busca facilitar la expresión y reflexión de los sentimientos y los contenidos de la psiquea través de los medios artísticos, tanto para el auto conocimiento como para el tratamiento de conflictos que se manifiesten, buscando su resolución a través de ir reforzando nuestras capacidades y recursos de manera creativa. El carácter de universalidad y versatilidad que se deriva de la producción artística y el acompañamiento terapéutico hacen que esta profesión se pueda aplicar en campos que se extienden a la salud, educación y asistencia social.Actualmente, después de un largo camino avalado por muchas investigaciones y experiencias en diversas áreas, esta profesión aún joven en el estado español,es reconocida en otros países siendo implementada en diversos campos de atención psicoafectiva. Podemos mencionar a modo de ejemplo a los Estados Unidos donde existen unidades de arteterapia en muchos grandes hospitales, o en Gran Bretaña donde está dentro del servicio nacional de salud(NHS), entre otros muchos.

Además de lo mencionado, otro aspecto muy importante que ofrece a las personas que necesitan hacer rehabilitación diaria como es el caso de los residentes, deriva del gran ejercicio cognitivo producto del trabajo artístico,que estimula y ayuda a conectar muchas áreas de nuestro organismo impulsando la movilidad necesaria para su ejecución. Ayuda a focalizar la atención y pone en marcha mecanismos de asociación, de imaginación, de simbolización, de memoria, de sensibilización, de coordinación, de visualización, de búsqueda de soluciones que pasan por probar y crear alternativas nuevas. Asimismo, los diferentes materiales artísticos proporcionan una gran variedad de experiencias sensoriales y táctiles, reforzando la percepción corporal.

Resaltar también otra repercusión de importancia en el trabajo con este colectivo vinculado al sistema inmunológico, que como ya es conocido por medio de diversas investigaciones científicas,se ve afectado por la situación de estrés psicológico continuado. La relajación y descanso de este estado producido en este tipo de actividad y que se asocia con las sensaciones placenteras que produce, favorece su equilibrio e inclusive su recuperación, destacando además algo muy importante e intrínseco a esta modalidad terapéutica y es que todos estos beneficios se desarrollan sin sentir esfuerzo debido su carácter lúdico y de disfrute.

Retomando el pensamiento de Einstein, me detengo en algo que me parece esencial: “por el camino más sencillo”. La sencillez es la comunicación con lo espontáneo, lo natural, lo auténtico, no por ello exento de seriedad y profundidad. Para mi también sugiere lo cómodo y por lo tanto nos facilita relacionarnos invitándonos a ser mas nosotros mismos. En nuestros encuentros,procuro crear este vinculo con lo sencillo, con el juego creativo como una manera de comunicarnos disfrutando de la creación artística, por ello estimulo a que cada uno de los participantes puedan expresarse con la mayor libertad posible. No partimos de una propuesta dirigida que significaría plantear un guión pre-establecido con la atención puesta en el producto final favoreciendo la realización de productos estandarizados, esta sería una de las diferencias entre arteterapia y la terapia ocupacional. Lo que anima este trabajo es a que cada quien inicie su propio proceso creativo en relación con aquello con lo que personalmente conecta, apoyando ese camino iniciado. Las consideraciones estéticas o técnicas son secundarias no un objetivo y por ello, no requiere tener conocimientos artísticos previos.

Esta metodología basada en la libertad creativa da cómo resultado una diversidad de producciones que surgen en cada sesión y que invitan al grupo a intercambiar experiencias, memorias, sentimientos, reflexiones, aquello que acontece espontáneamente en cada encuentro. El intercambio grupal, mediado por el hacer artísticopropicia un espacio para compartir vivencias,para conocernos mejor entre todos, contar nuestras historias pasadas y presentes, nuestros sentimientos en la relación con lo interno y lo externo.

Cuando empecé a trabajar con los grupos que organizamos en la residencia era consciente del reto que suponía para todos hacer frente a las dificultades motoras que supone el trabajo manual implicado en el trabajo artístico, a veces con la impotencia sentida ante las limitaciones que deben ser asumidas, las sensaciones de incapacidad y el enfado. Esto supuso desde mi trabajo estudiar diversos recursos plásticos que fueran infundiendo confianza y estimulo en los participantes minimizando el sentimiento de frustración y con el objetivo de lograr crear un ambiente seguro y empático necesario para iniciar el juego creativo.Los participantes han ido adquiriendo esta confianza porque han ido probando, conociendo y valorando sus propios recursos a través de la experimentación con diversos materiales. Han sentido que plasmar un pensamiento o una emoción no requiere necesariamente de conocimientos técnicos sino de potenciar su expresión relacionada con lo que sienten.Esta experiencia reconstructiva y terapéutica es básica para la evolución que van teniendo los grupos que, a pesar de los retos presentes, hace que el interés de pasar a la tarea origine también la búsqueda de los procedimientos para seguir adelante con el proceso de creación.

La seguridad basada en el apoyo y la confianza que vamos construyendo,van diluyendo obstáculos que emergen en el trabajo del taller restableciendo habilidades que quizás sentían perdidas e incluso descubriendo capacidades que anteriormente no creían tener. Al finalizar, esto repercute en una sensación de bienestar, de superación, asombrándose muchas veces con satisfacción de las cualidades estéticas a las que llegan en sus trabajos porque cuando algo es creado desde nuestros propios medios nos deja una huella mucho mas profunda, una satisfacción íntima que fortalece la auto estima y favorece la relajación emocional.

El trabajo creativo que elaboran en la hora y media que tenemos de taller no se limita a esta experiencia del día. En arteterapia, el proceso creativo se reflexiona también como un proceso de evolución a través del tiempo, por ello guardo todas las obras que han ido realizando desde que comenzamos. Esta dimensión del trabajo proporciona una mirada desde una perspectiva mayor y continua del proceso de cada participante, que permite percibir el progreso de sus propios estilos, métodos y mayor facilidad en la expresión de emociones o ideas, que como he comentado anteriormente, se ve potenciada al compartir en grupo tanto sus descubrimientos en la realización como los aspectos personales que surgen de la relación con la obra. Un aprendizaje totalmente basado en la propia experiencia que favorece el cambio hacia actitudes positivas y de crecimiento.

Además quiero destacar otro aspecto fundamental y es que esta continuidad establece una secuencia temporal que permite ir hilando y recordando al grupo que aconteció la semana pasada o el mes anterior con respecto a tal o cual dibujo.Esto es debido a que la obra,independientemente del momento de su realización, evoca y reactiva estos procesos de asociación cognitivos y emocionales. Este hecho permite a los participantes ir vinculando sus memorias, recuperando el sentimiento de control sobre las cosas que pasan y por ende un mayor empoderamiento.

Es importante mencionar que los grupos de arteterapia no son entes aislados sino pertenecientes a la residencia como una comunidad que no solo está compuesta por sus usuarios sino también por todos los profesionales que colaboran en ella. Al hilo de esta idea, retomo el comentario hecho en una entrevista por un usuario: “mi segundo hogar, mi segunda familia” para considerar que, como en toda gran familia, se convive con los muchos aspectos positivos que proporciona pero también con los roces y dificultades que resultan de la relación. Nuestros grupos dentro de este gran grupo procuran un espacio donde albergar estos sentimientos, donde poder aflojar tensiones, hablar y reflexionar sobre ellas y que pueden a su vez ser revertidos en mejorar la convivencia.

Entre muchos otros aspectos de este trabajo, se propicia la autonomía a la hora de opinar y proponer. Esto ha dado sus resultados no solo a la hora de crear en el taller sino que muchas veces a partido de ellos/as hacer actividades que repercuten en la vida de la Residencia extendiéndose a familiares y amigos. Algunas de estas propuestas que hemos realizado son murales creativos en distintas épocas del año, donde tanto los residentes como los profesionales han colaborado en su realización. Este sentir colectivo hacia una obra participativa ha contribuido en crear murales dinámicos que recogen las opiniones de todos y que, posteriormente a ser colocados en la pared,siguen siendo transformados con ideas y la incorporación de mas objetos o dibujos que surgen espontáneamente y que van siendo añadidos a la composición, enriqueciendo el resultado.

Otro evento que organizamos y que partió de los grupos, de su deseo de compartir y mostrar el trabajo creativo desarrollado hasta el momento, fue la exposición que realizamos antes de las fiestas navideñas.Tuvimos un trabajo previo donde cada grupo seleccionó y tituló las obras que querían exponer y donde también algunos participantes se incorporaron en el trabajo de montaje. El resultado fue un espacio con imágenes que expresaban momentos especiales, una tarde emotiva cargada de historias personales y significativas que ellos relataron a cerca de sus trabajos y compartieron con el público.Este espacio permitió contemplar la gran capacidad creativa y comunicativa de las personas que asisten a los grupos y a mostrar aspectos relacionados con sus vivencias, a veces desde la poética visual y otras desde la ironía o el humor. Resaltaría además un aspecto que considero valioso y es que la muestra aportó visibilidad l público compuesto por profesionales, compañeros, amigos y familiares,de otra dimensión de sus capacidades y sentir que trasciende su situación vital actual.Como resultado de esta experiencia, me gustaría destacar el gran interés y la sorpresa por la calidad creativa que despertaron sus obras y la admiración sincera que expresaron las personas que asistieron, resaltando tanto el estilo personal como la plasticidad de las imágenes.

En la línea de lo que vengo argumentando podemos considerar que los grupos de arteterapia son un apoyo que refuerza la labor y los objetivos comunes de los profesionales que trabajan en la Residencia, facilitando conectar a los residentes con lo que “si” tienen, con su fuerza vital a través de generar la posibilidad de re-crearse y re-inventarse. Favorecen la estima personal, la contención, la relajación y elaboración de tensiones psicológicas, la interacción grupal, la comunicación versus el aislamiento, la superación frente a las limitaciones integrando lo creativo y lo capacitador. Cuando el cuerpo supone una barrera de comunicación entre la persona que vive dentro y el mundo externo, la posibilidad de expresarse a través del hacer artístico y la contención terapéutica, capacita y regenera esta necesidad personal, procura un lugar de encuentro y pertenencia para poder desarrollar nuevas alternativas de relación con uno mismo y con los demás.

En este artículo he mencionado una parte de los matices y reflexiones que se pueden observar a lo largo de este camino que llevamos juntos, esperando así mismo haber podido transmitir los beneficios que se obtienen con esta modalidad de psicoterapia. Me gustaría concluir abriendo las puertas a nuevas experiencias que podamos ir viviendo, en la que todos /as aprendemos y compartimos a veces con lágrimas y otras veces con risas porque este trabajo va de relacionarnos como personas, de confiar en nosotros mas allá de las limitaciones o dificultades.

Karen Lund Orbeta
Master en Arteterapia, Universidad de Barcelona
Licenciada en Bellas Artes, UPV / EHU
Licenciada en ilustración y técnicas artísticas, Parsons School of Design, University of the State of New York.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »