Neurología

Actualización de Aspectos Médico-Sociales en la Esclerosis Múltiple I

Publicado por EM Euskadi | | Visto 640 veces

Junio de 2007 Por la Dra. Mar Mendibe Con motivo de la próxima publicación de la 2.ª Edición de la ‘Guía Oficial para el Diagnóstico y Tratamiento de la Esclerosis […]

Junio de 2007
Por la Dra. Mar Mendibe

Con motivo de la próxima publicación de la 2.ª Edición de la ‘Guía Oficial para el Diagnóstico y Tratamiento de la Esclerosis Múltiple’ de la Sociedad Española de Neurología (SEN) actualizamos algunos aspectos médico-sociales relacionados con la enfermedad que pueden ser de máximo interés para los pacientes.

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica que afecta en general a personas jóvenes acompañándoles a lo largo de toda su vida. Por ese motivo plantea tanto en el afectado como en sus familiares una serie de dudas y preguntas acerca de hechos cotidianos que van a ir surgiendo en las distintas etapas de la vida.

A continuación vamos a tratar de analizar algunos de ellos con la máxima claridad posible:

Dieta y Alimentación
No existe ninguna ‘dieta especial’ que haya demostrado eficacia científica en esta enfermedad. La recomendación, como para el resto de la población, es la de llevar una dieta variada, sana y equilibrada evitando el sobrepeso.

En nuestro medio la dieta mediterránea es una elección idónea. En algunos casos concretos, como en pacientes sometidos a corticoterapia frecuente o prolongada y en las mujeres durante la menopausia, es conveniente reforzar la ingesta de calcio y vitamina D.

Tabaco y alcohol
El tabaco y el alcohol son perjudiciales para toda la población en general.

No hay evidencias de que el consumo de tabaco o alcohol tengan alguna repercusión directa sobre la enfermedad, pero sabemos que afecta a la salud global. Las recomendaciones sobre su abstinencia y consumo moderado respectivamente siguen las mismas directrices que para el resto de la población.

Estrés y traumatismos
La asociación del estrés con la aparición de una recaída ha sido un tema controvertido analizado en diversos estudios. La complejidad se debe a que el estrés es un factor variable, en ocasiones incontrolable y difícil de medir. Si bien no parece haber una evidencia sólida entre el estrés crónico y la aparición de brotes algunos estudios apoyan la asociación entre el estrés agudo, severo y la aparición de una recaída.

Con respecto a los traumatismos ciertos trabajos han encontrado asociación entre traumatismos en cabeza-cuello y la aparición de nuevos síntomas.

Calor
Aproximadamente el 80% de los pacientes experimentan un empeoramiento temporal de los síntomas producido por la temperatura externa excesiva o la fiebre. En estos casos, se recomienda evitar las situaciones de calor excesivo, hidratarse, recurrir al aire acondicionado u otro tipo de medidas externas que puedan ayudarnos a disminuir la temperatura.

En caso de fiebre es recomendable el tratamiento precoz con antipiréticos (paracetamol u otros) siempre bajo prescripción médica.

VIDEOS DE YOUTUBE

Ir al canal de youtube »